Revista Ecos de Asia

He for She, Tailandia y la exposición Presentes, retrospectiva de las autoras españolas de cómic

Con cierto retraso, desde Ecos de Asia queremos hacernos eco de una propuesta cultural que tuvo lugar el pasado marzo, promovida por la Organización de las Naciones Unidas, dentro de una campaña permanente destinada a promover la igualdad entre hombres y mujeres.

Esta iniciativa, denominada He for She, puede resultar familiar para el público general gracias a una de sus embajadoras, Emma Watson, cuyo primer discurso sobre igualdad se viralizó en redes sociales hace ya algún tiempo. Pero, más allá de rostros populares, esta campaña busca la concienciación en el feminismo, a través de numerosas medidas. La más básica es una plataforma virtual (que se puede visitar aquí) en la que dar cabida a todas las acciones, promovidas por particulares, activistas, la propia ONU o cualquier otra institución, permitiendo la coordinación de esfuerzos hacia una causa común. Asimismo, la campaña cuenta con un hashtag oficial, #HeforShe, con el que se agrupan en redes sociales todos los mensajes, demostrando que este tema no es una reivindicación aislada o una cuestión minoritaria.

Logo oficial de la campaña #HeforShe

Una de las actividades que se promueven dentro de esta campaña es la He for She Arts Week, una iniciativa a nivel mundial en la que se pretende poner el acento en el mensaje de igualdad a través de diversas actividades artísticas y culturales.

En 2017, la He for She Arts Week tuvo lugar entre el 8 y el 15 de marzo, tomando como fecha inaugural el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. La semana tuvo varias sedes: Nueva York, Londres, París, Madrid, Santiago de Chile, Sao Paulo y Panamá. A todas ellas hay que sumar, de manera llamativa, la única sede asiática del evento: Bangkok, capital de Tailandia.

Aunque las actividades desarrolladas en todas las sedes se caracterizaron por su interculturalidad, queremos centrarnos en el programa de Bangkok, por ofrecer una perspectiva muy interesante y además, como veremos, establecer un interesante diálogo con España a través de sus actividades.

Algunas de las actividades programadas en Bangkok fueron proyecciones especialmente significativas, entre las que se pueden destacar la película Wadjda (que ya reseñamos aquí), primer largometraje saudí dirigido por una mujer, Haifaa al-Mansour; o el documental Él me llamó Malala (que también tuvimos ocasión de reseñar, aquí), centrado en la joven activista y ganadora del Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai, defensora del derecho femenino a la educación y víctima de un ataque talibán por ejercerlo.

Además, en Bangkok también se prestó atención a la situación de la mujer en diversos países del Sudeste Asiático. Cabría destacar la participación de New Cambodian Artists,[1] así como la presencia de la australiano-tailandesa Kawita Vayanajyankur,[2] que proyectó algunas de sus piezas de videoarte.

Sin embargo, uno de los actos más sorprendentes en la programación tailandesa probablemente fuera la exposición Presentes, que tuvo lugar en el Centro de Arte y Cultura de Bangkok durante toda la semana.

Diseño promocional de la exposición Presentes (fuente: AC Colectivo de Autoras de Cómic).

Lo llamativo de esta exposición es su origen. Realizada por el Colectivo de Autoras de Cómic, la muestra es una retrospectiva de las autoras de cómic españolas desde los orígenes hasta la actualidad, haciendo especial hincapié en la que ya se empieza a llamar Generación del 93, que agrupa a una serie de jóvenes autoras e ilustradoras nacidas en torno a ese año, como Núria Tamarit, Xulia Vicente o Conxita Herrero (de quien ya hablamos, a propósito de los premios del XXXV Salón del Cómic de Barcelona, en un artículo disponible aquí).

Así pues, en Bangkok pudieron verse expuestos trabajos de estas jóvenes autoras, que se alternaban con nombres más que consagrados, como Purita Campos (creadora de Esther) o de otras artistas, más desconocidas, cuya figura comienza a reivindicarse en la actualidad para el público general,como pudiera ser el caso de la recientemente fallecida Nuria Pompeia.

La exposición se concebía como una serie de diálogos intergeneracionales, en los que se planteaban distintas perspectivas de autoras de cronologías diversas, en torno a cinco temas que articulaban estos contrastes: Lo que puede un cuerpo, Jugar, crecer, soñar, Hay otros mundos; están en este, Del kiosco a la librería y ¡Exprésate!

De este modo, por poner algunos ejemplos, el trabajo de Purita Campos se ponía en consonancia con el de María Llovet, el de Lola Anglada (primera mujer que recoge la cronología, y única nacida en el siglo XIX) con el del dúo Let’s Pacheco, formado por Laura y Carmen Pacheco, o la ya mencionada Conxita Herrero daba la réplica a Marika Vila. A través de esta estructura de contrastes, la exposición subrayaba la evolución del cómic realizado por mujeres a lo largo del siglo XX y primeras décadas del XXI, de forma que se resaltase, ante todo, que a pesar de ser una minoría y haber quedado, muchas veces, en el silencio y la oscuridad del olvido historiográfico, la autoría femenina en el mundo del cómic español no es algo novedoso, sino que el florecimiento reciente no es sino el punto hasta ahora culminante de un proceso que se lleva desarrollando desde el origen mismo de la industria. Precisamente, esta tendencia ascendente sirve para reconocer el valor de las primeras artistas y supone un paso más en la consolidación de una parte de la industria que, a través de arduas reivindicaciones, comienza a recibir el reconocimiento que en justicia merece.

Cabe destacar que esta exposición ha dado lugar a un catálogo,[3] en el que se reúnen una serie de estudios previos, así como unas pinceladas biográficas sobre cada una de las cincuenta autoras representadas, además de las muestras sobre su trabajo. En un esfuerzo por mantener el espíritu de la exposición en el catálogo, la estructura del texto ordena a las autoras cronológicamente, pero innova planteando un índice desordenado, en el que se ponen de manifiesto las relaciones expositivas. Así, mientras las fichas se suceden en orden cronológico por año de nacimiento, desde Lola Anglada (1893) hasta Xulia Vicente (1993), el índice recoge en primer lugar a Ana Miralles (nacida en 1959) y a Isa Ibaibarriaga (nacida en 1990), primeras integrantes de la sección Lo que puede un cuerpo. El lector, por lo tanto, encuentra dos obras en una: un catálogo biográfico al uso, en el que se da visibilidad a las principales autoras de cómic de la historia de España, y un texto que le invita a jugar, a sumergirse en estas interrelaciones y en estos diálogos a través del tiempo y de los diferentes estilos. De este modo, la obra adquiere un gran interés tanto para aquellos que desconocen el panorama autoral femenino y quieren adentrarse en su conocimiento sistemático, como para aquellos que, familiarizados con la materia, quieren dar un paso más, explorando estilos y perspectivas.

La exposición Presentes llegó a Tailandia después de haberse instalado por primera vez en la Real Academia de España en Roma. Su promotor, el Colectivo de Autoras de Cómic, es una asociación creada con el objetivo de plantear y reforzar una lucha por la igualdad (real y efectiva) dentro del mundo del cómic en español. Así pues, sus principales labores se dirigen hacia la reivindicación de figuras olvidadas o no reconocidas, por un lado, y hacia el reconocimiento y legitimación de las autoras contemporáneas por la calidad y validez de sus trabajos de manera objetiva, sin que se les etiquete como “obras femeninas” y sin que se apele a abstractos conceptuales como su “sensibilidad” (una característica que parece obligatoria e intrínseca a cualquier creación llevada a cabo por una mujer, a juzgar por buena parte de la crítica, y que no constituye más que un lastre hacia la validez e independencia creativas de las mujeres, en cualquier ámbito).

En este sentido, la presencia de este colectivo en el programa de actividades de la He for She Arts Week constituye un gran logro, aunque, a la vista de lo necesaria que resulta todavía su intervención y presencia en nuestro país, no podemos dejar de reivindicar la necesidad de que esta exposición se exhiba también en España, tanto en contextos especializados (comicológicos y feministas) como en ámbitos generalistas, carentes de etiquetas que generen prejuicios en los públicos menos receptivos al mensaje (y que, por tanto, más necesitan recibirlo).

A pesar de esta reivindicación, debe destacarse el gran interés de su presencia en la He for She Arts Week, así como el elogiable diálogo intercultural que ha supuesto la exhibición en Bangkok, acercando el cómic español de autoría femenina al público tailandés y contribuyendo al acercamiento entre dos industrias comicológicas tan alejadas y desconocidas entre sí.

Notas:

[1] New Cambodian Artists es una compañía de danza contemporánea, integrada por mujeres, que tiene como objetivo “empoderar a través del baile”. Se trata de una iniciativa ya consagrada, fundada en 2009, que cumple una doble función: por una parte, reivindicar el papel de la mujer, y por otra, promover la cultura camboyana a nivel internacional a través de la danza, de forma que ambos propósitos se retroalimenten y contribuyan a un cambio real en la sociedad. Puede consultarse más información a través de su blog y de su página de Facebook.

[2] Kawita Vayanajyankur, nacida en Tailandia en 1987, es una artista especializada en videoarte, que en los últimos años ha alcanzado un cierto renombre en Australia, Tailandia y Japón, donde se han concentrado el grueso de sus exposiciones e intervenciones. Más información en su página web persona, disponible aquí.

[3] El catálogo, que no se ha comercializado en formato físico, puede consultarse libremente en formato digital a través del siguiente hipervínculo.

avatar Carolina Plou Anadón (245 Posts)

Historiadora del Arte, japonóloga, prepara una tesis doctoral sobre fotografía japonesa. Autora del libro “Bajo los cerezos en flor. 50 películas para conocer Japón”.


Share