Revista Ecos de Asia

El género del yaoi en España IX: Ivrea Editorial y su afianzamiento en el género BL

Es bien sabido por todos que, en estos últimos años, Ivrea Editorial es una de las editoriales que más apoyo ha dado al género Boys’ Love. De este modo, tras ver en el artículo anterior los primeros pasos de la reina del shôjo por el manga homoerótico, ahora es el turno de tratar su afianzamiento y continuidad.

Logo de Ivrea Editorial.

Junjo romantica es, sin duda, y como se pudo ver anteriormente, el manga BL más popular de los cinco continentes, pero las problemáticas que tuvo la editorial para que la autora autorizase cada una de las portadas de los tomos, provocó que los empleados de Ivrea decidieran traer otro manga de este género para contentar a un público que esperaba con ansias la publicación del siguiente tomo de Shungiku Nakamura, o al menos esa fue la excusa que dieron para lanzar al mercado Los deseos obsesivos de mi chico:

“Ivrea publicará este manga en el mismo exacto formato que la edición original japonesa (…). Con esto esperamos calmar un poco las ansias de los lectores de Junjo Romantica, de la que aún sigue demoradísima la aprobación de portada del tomo #4 por parte de la autora”.[1]

Así, en el XXI Salón del Manga de Barcelona, esta obra de dos volúmenes de Hashigo Sakurabi vio la luz en España, la cual se publicó en su totalidad entre los meses de septiembre y octubre de 2015. La edición nipona también cuenta con dos tomos que fueron recopilados por la editorial Takeshobô en el año 2013, por lo que, a diferencia de muchas otras obras BL, la publicación de esta serie en español no es muy distante en el tiempo de la nipona.

También hay que señalar que Los deseos obsesivos de mi chico sigue un poco la órbita picantona de Junjo romantica, e incluso se podría decir que esta nueva publicación es más subida de tono que la anterior. Se puede ver, por tanto, una gran diferencia con las obras de este mismo género que estaba trayendo en ese entonces Ediciones Tomodomo –Seven days, de Venio Tachibana y Rihito Takarai (2014-2015), En la misma clase, de Asumiko Nakamura (2014-2015), y Senpai, de Bikke (2015)–, editorial que, no hay que olvidar, fue la encargada de hacer renacer el Boys’ Love en España (como se verá próximamente).

Con esta obra, Hashigo Sakurabi intenta satisfacer a todas las fujoshi y todos los fundashi que estaban deseosos de un manga en el que se tratasen más en profundidad las relaciones sexuales entre dos hombres, siendo ese el principal argumento que tiene la obra, aunque también se puede ver la dificultad que entraña una investigación universitaria. Los dos tomos están protagonizados por Satoshi e Izumi, siendo el primero el uke y el segundo el seme de la pareja, y su trama se resume, principalmente, en hacer entender al lector la importancia que tiene el sexo en una relación, viéndose así la cara oculta que, en muchas ocasiones, no es tratada en los mangas románticos.

Además de estos protagonistas, la mangaka también recoge en estos tomos dos historias adicionales. La primera trata del romance surgido entre el otaku Mineo Tachibana y un príncipe árabe llamado Radwan Safwa Ilyas –a pesar de ser un añadido que no tiene nada que ver con la pareja principal, es posible que sea lo mejor del manga–, y la segunda se centra en un actor, Kyoya Misumi, y su mánager, Yuki Kramoto.

El dibujo tampoco tiene nada especial, pues los detalles son prácticamente obviados por la autora. Sin embargo, a pesar de que ni el dibujo ni la historia son brillantes, Los deseos obsesivos de mi chico tampoco llega al extremo de Tu magia me enamora, de Ediciones La Cúpula (donde tanto el dibujo como el argumento presentaban una calidad muy baja), llegando incluso a ser interesante para aquellos lectores que prefieran deleitarse con la pasión de las relaciones en vez de con su romance.

 

Portada de los dos tomos de Los deseos obsesivos de mi chico, de Ivrea Editorial.

Después de esta obra, y mientras se seguía publicando Junjo romantica, Ivrea Editorial decidió traer a España otro de los grandes éxitos nipones: Love stage!!. La publicación comenzó en 2016 y fue en noviembre del actual 2017 cuando se tradujo y salió a la venta el último tomo de la serie. Al igual que ocurría con Los deseos obsesivos de mi chico, esta obra tampoco se ha demorado mucho respecto a la edición nipona, pues esta fue recopilada por Kadokawa Shôten en siete volúmenes entre los años 2010 y 2016. Además, el éxito de este manga se puede comprobar por el hecho de que cuenta con una temporada de anime y una OVA, ambas cosas dirigidas en 2014 por Ken’ichi Kasai para la productora J.C. Staff. Asimismo, este manga cuenta con una secuela, pero en este caso no está únicamente dirigida por Eiki Eiki y Taishi Zaô, autoras de Love stage!!, sino que a este elenco se unió Kazuki Amano, dando lugar así a Back Stage!!, título bajo en el que se encuadran tres novelas ligeras que se publicaron entre los años 2011 y 2013.

Portada de los tres primeros tomos de Love stage!!, de Ivrea Editorial.

Los protagonistas de esta obra son Izumi Sena, un otaku que proviene de una estirpe de estrellas del espectáculo, y Ryôma Ichijô, uno de los mejores actores jóvenes del panorama nipón, y estos son acompañados, además, por el músico Shôgo Sena, el hermano mayor de Izumi, y el mánager de la familia, Rei Sagara. El romance de la pareja protagonista surge debido a que Ryôma Ichijô, mientras era un niño, se enamoró perdidamente de su compañera de reparto de un anuncio televisivo, y al cumplirse los diez años de dicho comercial, los directores del mismo decidieron recrearlo, siendo ahora los protagonistas del mismo la pareja de niños que había actuado en el anterior. Es de este modo cuando Ryôma se encuentra a su querida excompañera, pero descubre en ese momento que no se trataba de una niña, sino de un niño, Izumi Sena.

Tráiler del anime de Love stage!! en japonés con subtítulos en español.

Esta obra, que también sigue la órbita de Junjo romantica, donde el romanticismo, la pasión y la comedia desbordan las páginas constantemente, se acompaña de un dibujo excelente y lleno de detalles, aunque hay que señalar que los personajes están muy estilizados, siendo la afeminación el rasgo característico de casi todos ellos, especialmente de Izumi.

Portada de los tomos cuatro y cinco de Love stage!!, de Ivrea Editorial.

Ivrea Editorial, como se dijo anteriormente, terminó la publicación de este manga en noviembre de 2017, pero no sería extraño que decidiese traer sus novelas ligeras, ya que la editorial no es precisamente virgen en ese sector.

Portada de los tomos seis y siete de Love stage!!, de Ivrea Editorial.

Finalmente, en el año 2017, Ivrea Editorial empezó a publicar dos series de mangas novedosas y que, al igual que Junjô romantica y Love stage!!, las fujoshi y los fundashi pedían a gritos. Aun así, la primera de estas dos obras no pertenece al género Boys’ Love, ni siquiera es shônen-ai, pero los fans la catalogan dentro de este género debido al anime. Este manga es No. 6, el cual fue realizado por Atsuko Asano y Hinoki Kino entre los años 2011 y 2013; cuenta con un total de nueve volúmenes y una adaptación al anime de once episodios, la cual fue dirigida por Kenji Nagasaki para la productora BONES en el año 2011. Pero hay que decir que, en realidad, el manga también es una adaptación, pues la obra original fue creada en solitario por Atsuko Asano en forma de novelas ligeras, siendo, también, un total de nueve, que fueron realizadas entre 2003 y 2011. Tanto el manga como las novelas ligeras han sido publicadas por la editorial japonesa Kôdansha.

Portada del primer tomo de No.6, de Ivrea Editorial.

Debido a la imaginación que tienen muchas fujoshi y muchos fundashi, mangas shônen, como Kuroshitsuji –publicándose en español bajo el nombre de Black Butler por Norma Editorial–, y shôjo, como Zetsuen no tempest, de la propia Ivrea, que son adaptados al formato anime y que presentan a hombres jóvenes y atractivos con una relación entre ellos muy cercana, o simplemente extraña, se acaban convirtiendo en señas del shônen-ai, cuando en realidad no lo son. No. 6 se integra dentro de este tipo de obras, pero a diferencia de muchas otras, aquí la relación entre los protagonistas si que podría ser algo más que amistad, siendo esta la razón principal de que se recoja esta obra en esta serie de artículos.

Portada de los tomos dos y tres de No.6, de Ivrea Editorial.

El argumento del manga tiene como escenario principal la ciudad ideal, perfecta y, por supuesto, utópica, llamada Nº 6. En ella reside el protagonista principal, Shion, uno de los adolescentes de élite de la urbe, que un día decidió proteger a un fugitivo, también adolescente, llamado Nezumi, quien estaba siendo buscado por las fuerzas del orden de la ciudad. Nezumi, en el poco tiempo que pasa con Shion, intenta hacerle ver la mentira sobre la que se asienta esta ciudad, siendo en ese momento cuando éste empieza a pensar en si Nº 6 no es tan perfecta como se creía. Debido a que ayudó a escapar a un fugitivo, tanto Shion como su madre, Karan, pierden todos sus privilegios y son condenados a salir de la zona elitista de la ciudad. Así, se trasladan a un barrio de clase media donde Karan decide montar una panadería.

Tras cuatro años, Shion tiene un trabajo monótono como manejador de los robots de limpieza de un parque, lugar en el que un día fallece un anciano por causas desconocidas, pero en realidad esa persona era un adulto de treinta y un años. Es en ese momento cuando el protagonista rememora lo que le había dicho Nezumi acerca de la ciudad, pues piensa que las autoridades están encubriendo lo sucedido. Más tarde, su compañero de trabajo muere en las mismas circunstancias que el adulto del parque, y ve como una avispa sale de su cuello. Al no haber ningún otro testigo de su muerte, Shion es señalado como posible asesino, siendo entonces llevado a prisión, pero en el trayecto, aparece Nezumi y le salva, teniendo en ese momento que huir de Nº 6. Nezumi, de este modo, lleva a Shion a su hogar, el Bloque Oeste, donde éste se dará cuenta de cuál es la realidad de las personas que no se pueden permitir el lujo de vivir en una de las pocas ciudades que queda. Es así como la relación entre Nezumi y Shion se va haciendo cada vez más estrecha, llegando incluso a pensar que entre ellos dos existe algo más que amistad.

Tráiler del anime de No.6.

Este manga se trata, por tanto, de un shôjo posapocalíptico donde la historia es el principal protagonista de la obra y no la relación entre los personajes. El género de la obra, por lo tanto, ha de ser decidido por los propios lectores, pues podría ser tanto un shônen, como un shôjo o un shônen-ai, pero, sin duda, se trata de una obra de ciencia ficción muy solvente y capaz de gustar entre públicos muy dispares.

Portada del cuarto tomo de No.6, de Ivrea Editorial.

Por último, el manga más reciente de este género que decidió publicar Ivrea Editorial fue Ten count, de Rihito Takarai. La edición japonesa empezó a publicarse en el año 2013 y aún continúa activa, llevando hasta el momento cinco tomos, los cuales han sido recogidos por la editorial Shinshokan.

Esta obra fue la que más ventas produjo a Ivrea durante el XXIII Salón del Manga de Barcelona, por lo que se podría decir que también es otro de los grandes aciertos de esta editorial; y eso teniendo en cuenta que, en ese momento, tan solo se podía conseguir el primer tomo de la serie.

En esta ocasión, es posible que se trate del manga menos picante de los que ha traído la editorial hasta el momento, teniendo una historia realmente dulce y profunda. El protagonista, Shirotani Tadaomi, padece de misofobia, por lo que tiene miedo a la suciedad y a la contaminación, algo que intenta tratárselo Kurose Riku, un psicólogo que trabaja en una clínica especializada en los Trastornos Obsesivo-Compulsivos (TOC). Es así como nace una relación que, aunque al principio es puramente profesional, con el tiempo se acaba convirtiendo en amistad, hasta que finalmente Shirotani se enamora de Kurose.

Sin duda, y como ya se dijo en la reseña realizada en Ecos de Asia, Ten count es uno de los mangas del año, el cual, sin ninguna duda, sorprenderá mucho a aquellos que le den una oportunidad.

Portada del primer tomo de Ten count, de Ivrea Editorial.

Sin ninguna duda, Ivrea Editorial se ha convertido en una de las editoriales que más apoyo está dando al género Boys’ Love en España, pero no hay que olvidar que ésto lo hace debido al éxito que tuvo Ediciones Tomodomo al iniciar su andadura como editorial con un shôjo, Nieve en verano, y dos BL, Seven days y En la misma clase, algo muy atrevido que, contra toda expectativa, le dio una gran fama y reconocimiento. De este modo, en el siguiente artículo de la serie se podrán ver los primeros pasos que dio Ediciones Tomodomo y como la editorial catalana se ha convertido en el pilar fundamental del Boys’ Love en España.

Notas:

[1] Disponible el texto completo en el siguiente enlace.

avatar Daniel Rodríguez (45 Posts)

Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo y con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca, ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones Laudeo, la Universidad de Salamanca y Satori Ediciones. Actualmente se encuentra estudiando el Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en la Universidad de Oviedo.


Share

Deja un comentario