Revista Ecos de Asia

Information

This article was written on 15 Feb 2016, and is filled under Varia.

Current post is tagged

, , , , , ,

El reflejo del otro V: yokai y dragones en Monster High

Considerando las entregas anteriores pertenecientes a esta serie de artículos (El reflejo del Otro I, II, III y IV), desde Ecos de Asia no podemos dejar de mencionar la línea de muñecas más reciente y, quizás, más exitosa de las que se encuentran en el mercado a día de hoy. Nos referimos a la franquicia de Monster High, creada por la firma Mattel, responsable de otras líneas de muñecas tan importantes como Barbie.

Esta línea de muñecas comenzó su andadura en el año 2011. Se trata de unas figuras antropomorfas, basadas o inspiradas en diversos monstruos y personajes pertenecientes al imaginario popular -tanto occidental como oriental-, como si se trataran de los descendientes de estas criaturas. Como ya hemos comentado, la primera colección salió hace cinco años, contando con un total de seis personajes distintos, la mayor parte de ellos basados en los grandes iconos del cine de terror, como es el caso de Drácula, Frankenstein o el Hombre Lobo, entre otros; sin embargo, actualmente, la galería de personajes ha aumentado bastante, superando fácilmente la cincuentena. No obstante, la línea Monster High va más allá de un conjunto de muñecas y, actualmente, podemos encontrar una serie de novelas a manos de Lisi Harrison con el mismo título y personajes, una webserie, películas, revistas, artículos de papelería…

En cuanto a su apariencia y composición, estas muñecas cuentan con un cuerpo de plástico duro con articulaciones en muñecas y codos, de modo que permiten separar estas partes para facilitar el cambio de atuendo (también existen modelos más económicos en los que se suprimen las articulaciones de los brazos); y en las rodillas. La cabeza es ligeramente más grande en cuanto a proporciones, de plástico más blando y con un molde particular para cada uno de los personajes. Si algo resulta llamativo en cuanto a las Monster High son los colores de la piel: dependiendo del personaje, el plástico será de un color, tendrá una textura concreta o se completará con pequeños detalles (aletas, degradados, costuras…) con el fin de diferenciar claramente cada una de las muñecas y sus orígenes. Igualmente, dependiendo del personaje que representan y de su edad, cuentan con una altura concreta, de modo que podemos encontrarnos desde muñecas de 24 centímetros a un ejemplar de 43 centímetros. Las Monster High han pasado, desde sus orígenes, por toda una serie de cambios, que nos llevan a referirnos tanto a modificaciones de los moldes (principalmente de los primeros personajes) como al más reciente y polémico cambio propuesto por Mattel, de modo que el pintado y maquillaje de los rostros cambia completamente, acercándose a una estética más aniñada y dulce.

Siguiendo el mismo esquema que hemos tratado en las entregas anteriores, esta vez también partiremos de las representaciones centradas en Japón y China, para después abordar India y Polinesia, ya que, como veremos, Monster High cuenta tanto con colecciones con referencias a cada una de las culturas mencionadas como con personajes pertenecientes a las mismas.

Partimos de Kiyomi Haunterly, un personaje que hizo su aparición en el año 2015 en relación con la película Haunted (2015) o Fantasmagóricas en castellano. Este es el único personaje que podemos citar de origen japonés, como descendiente del Noppera-bô o fantasma sin rostro,[1] que, en este caso, también adopta la forma de una joven. En consecuencia, y como rasgo especial, esta muñeca cuenta con ojos delineados en blanco (si atendemos al argumento de la serie, es la propia Kiyomi quien hace aparecer estas formas con el fin de que su apariencia sea menos extraña para sus compañeros) y piel de color azul claro. A lo largo de toda su vestimenta y accesorios se repiten representaciones de caras y rostros, aludiendo al fantasma que inspira este personaje. Como influencias japonesas debemos mencionar el peinado, de cortes rectos, que se corona con una coleta alta como si de un moño se tratara, y se adorna con un pasador del que cuelgan unas cadenas con flores de cerezo. El traje de esta muñeca vendría a representar los uniformes escolares de corte marinero, reflejados en el accesorio de plástico a modo de collar y el lazo o pañuelo de color rosa que se ata sobre el pecho. Por último, esta muñeca cuenta con una especie de chaleco o capa transparente con motivos florales de color rosa -podrían ser flores de cerezo-, que pudiera hacer las veces de quimono; sin embargo, no tiene mangas y el corte es bastante difuso. En resumidas cuentas, el Japón tradicional queda de lado a favor de la estética más kawaii, presente a través de la gran cantidad de charms y accesorios, colores pastel o pequeños detalles, como incluir calcetines tobilleros que nos puede remitir tanto a la típica imagen de la colegiala japonesa como a la estética gyaru.[2] Debemos mencionar el carácter de este personaje, que bebe tanto de la tradición, al ser una mujer que siempre defiende el honor y la justicia, como de los tópicos que nos transmite el manga y el anime, mostrándose a la vez dulce y tímida.

A la izquierda podemos ver el diseño original de este personaje, mientras que a la derecha, su versión como muñeca.

A la izquierda podemos ver el diseño original de este personaje, mientras que a la derecha, su versión como muñeca.

En este mismo año, salió al mercado una versión de Draculaura (la hija de Drácula) perteneciente a la colección Exchange Program o Monstruitas de intercambio en castellano, donde se supone que este personaje se dispone a viajar a Japón. Cabe destacar el hecho de que parece que se ha prestado mucha más atención a los detalles de esta muñeca que a la anterior, y eso que se supone que la primera procede de Japón. De nuevo, vamos a encontrar un recogido alto que se sujeta con un lazo compuesto por dos abanicos, adornado, además, por un kanzashi del que cuelgan pequeños murciélagos (no hemos de olvidar la naturaleza y el origen de este personaje). El atuendo está compuesto por dos partes: una blusa que imita el corte de un quimono -que incluso se cierra por el lado correcto- que se sujeta con un obi o cinturón, todo ello estampado con motivos florales que también remiten a las flores de cerezo. La falda, sin embargo, es completamente occidental, pero se adorna con un estampado en forma de abanico. El conjunto se completa con unos zapatos que pretenden emular los geta tradicionales, adaptándolos al estilo propio de la muñeca, por lo que nos encontraremos unas sandalias de plataforma de color rosa. Por último, llaman la atención unas pequeñas modificaciones en el tratamiento del rostro: las cejas son mucho más rectas y angulares, además, los labios se pintan en dos colores, reservando el tono más oscuro para el centro, intentando asemejarse a los pequeños labios del maquillaje de  una geisha. Quizás la elección de este personaje tenga que ver con la influencia del Japón más popular en la configuración de algunos de sus atuendos caracterizados por faldas de vuelo y sombrillas a modo de accesorio, elementos que nos remiten al movimiento lolita.

Draculaura en su versión Exchange Program, en la imagen podemos ver tanto a la muñeca propiamente dicha como a los elementos que la acompañan.

Draculaura en su versión Exchange Program, en la imagen podemos ver tanto a la muñeca propiamente dicha como a los elementos que la acompañan.

Un hito único relacionado con el archipiélago nipón es el lanzamiento de un anime, Monster High: Scary Cool Girls (2014), que toma los mismos personajes, pero cambia completamente el diseño de los mismos, adaptándolos a la estética del anime y manga, y modifica la historia, dando lugar a nuevas aventuras (bastante breves, ya que la duración de los episodios es la misma que la webserie normal) que cambian ligeramente la historia y los comportamientos de sus protagonistas. Esta miniserie cuenta con un total de ocho episodios y no tuvo un éxito excesivo, sin embargo, puede que la estética de esta serie haya podido influir en el cambio de rostros que se va a operar este año.

Diseño de personajes pertenecientes al anime de Monster High. Como podemos ver, los rostros de los personajes cambian bastante, así como el cuerpo, más estilizado o incluso, en algunos casos, con más curvas.

Diseño de personajes pertenecientes al anime de Monster High. Como podemos ver, los rostros de los personajes cambian bastante, así como el cuerpo, más estilizado o incluso, en algunos casos, con más curvas.

En conclusión, y refiriéndonos a Japón, en primer lugar resulta chocante el hecho de que se preste más atención a los detalles de un personaje que supuestamente viaja al archipiélago nipón que a uno propiamente japonés, como es el caso de Kiyomi. Nos inclinamos a pensar que esto puede deberse a cuestiones comerciales, ya que Draculaura es uno de los personajes más queridos de la línea de Monster High, mientras que la fantasma se ha limitado a una aparición fugaz, justificada por la película Haunted. Los motivos que se escogen para representar a Japón son los mismos que hemos visto en artículos anteriores -el quimono, los abanicos y la estética kawaii-, si bien, estas muñecas pretenden darle una vuelta de tuerca, optando por un aspecto más moderno que toma estos motivos como inspiración para dar lugar a un atuendo novedoso, no una representación fiel a la tradición.

Quizá uno de los casos más ricos e interesantes en las colecciones de Monster High sea el de China, gracias a la presencia de un personaje recurrente como es Jinafire Long, hija de los dragones. Esta muñeca surge en el año 2013, ligada al estreno de la película Scaris. Se caracteriza por la piel dorada y escamada, así como por una larga cola rematada en un penacho verde. Los rasgos del rostro son fieros, destacando la configuración de las cejas y las pupilas rasgadas. Como comentamos, este personaje procede de China y se va a trasladar al mismo instituto que el resto de personajes como estudiante de intercambio. La primera edición de Jinafire Long nos muestra un diseño que no hace sino remitir a su herencia, a pesar de que se mezclen tanto elementos chinos como japoneses en su configuración, dando lugar a una muñeca de apariencia “oriental”: el pelo se recoge en un moño alto adornado con lo que parece un kanzashi que se complementa con una flor de loto o un crisantemo, pendientes que se asemejan a nudos chinos y que también podemos ver como adorno de los zapatos, y un vestido que bebe tanto del qipao, por la forma del cuello y el corte ajustado, como del quimono por esa manga acampanada con motivos de escamas que también podemos atribuir a los atuendos de la dinastía Tang (618-907) y parte de la Ming (1368-1644).

Versión Scaris de Jinafire Long, primera versión de este personaje que salió en el mercado.

Versión Scaris de Jinafire Long, primera versión de este personaje que salió en el mercado.

Una de las muñecas más llamativas e interesantes es la perteneciente a la línea New Scaremester (2013) o Semestre Monstruoso, que queremos comentar más detenidamente. A pesar de que la ropa de la muñeca es bastante básica y sencilla, sin remitir a nada concreto, los accesorios son ricos e interesantes. Partimos de los pendientes de Jinafire, en forma de farolillos de papel de color rojo, mientras que el bolso imita un abanico rojo y dorado con detalles de llamaradas y nubes grabados. El aspecto más interesante y cuidado de esta muñeca son los zapatos (algo que ocurre también en otras ediciones), con un tacón que representa  a un león guardián[3] bastante detallado si tenemos en cuenta el tamaño reducido de la pieza; sin duda, uno de los calzados más cuidados y detallados de todos los ejemplares de Monster High en el mercado. Igualmente, el hecho de que se haya escogido el color verde, puede aludir al jade.

Jinafire Long en su versión New Scaremester, junto con un detalle de los zapatos.

Jinafire Long en su versión New Scaremester, junto con un detalle de los zapatos.

Por supuesto, Jinafire cuenta con otras tantas ediciones mucho más simples que consisten en trajes de baño o pijamas, sin embargo, no son muñecas especialmente interesantes, ya que los detalles se dejan de lado por el precio (estas ediciones, al ser mucho más simples, suponen un coste menor si las comparamos con las colecciones mencionadas). A pesar de ello, en años posteriores, han llegado hasta nosotros otras ediciones interesantes, como es el caso de Gloom and Bloom (2014) o Fiesta Inmortal, donde se lanzó un ejemplar de Jinafire exclusivo de la tienda Target (por lo que, en consecuencia, no ha llegado a nuestro país). Los elementos que se repiten son parecidos a los de su primera edición, sin embargo, se ha puesto un mayor esmero y cuidado en la configuración de los mismos. Otra vez, estamos ante una versión más moderna y actualizada de un qipao con estampado floral, que se sujeta a la cintura mediante una especie de obi -que, en este caso, también podría ser japonés o pertenecer a las dinastías Tang y Song- adornado con nudos chinos. De nuevo, los zapatos son la pieza más compleja, contando con un adorno negro y rojo repleto de elementos, como son una flor de loto, un abanico y, de nuevo, nudos chinos; este adorno complementa unos zapatos verdes que cuentan con un tacón en forma de dragón serpiente y un corte y forma que nos puede recordar a los zapatos usados por las mujeres en la dinastía Qing (1644-1911), con ricos bordados a modo de adorno que se reproducen también en esta pieza.

Jinafire Long Bloom and Gloom junto con un detalle de los zapatos

Jinafire Long Bloom and Gloom junto con un detalle de los zapatos

Jinafire continúa siendo actualmente un personaje bastante popular, como hemos podido ver en algunos prototipos de modelos para el año 2016, entre los que destaca la colección Fierce Rockers, donde se repiten los mismos elementos: dragones en los zapatos, nudos chinos a modo de complemento y un vestido cuyo corte imita un qipao. Es decir, que para reflejar la tradición china se tienden a repetir unos mismos elementos que concuerdan con la imagen de la muñeca, sin embargo, y al igual que en el caso japonés, se pone un especial interés en modernizar y adaptar a elementos tradicionales en los personajes, dando lugar a una serie de leitmotiv que se repiten en cada modelo y permiten identificarlo.

A modo de conclusión de esta entrega, primera referente a Monster High, subrayar, de nuevo, la originalidad de estos modelos en cuanto a la combinación de elementos pertenecientes a una determinada cultura para dar lugar a algo novedoso y atractivo para el público. Una vez más, se incide en elementos tópicos, si bien, se pretende darles una vuelta de tuerca para configurar una imagen “a la moda”, una de las máximas que se defiende a través de esta serie de muñecas, así como la aceptación de uno mismo y de aquello que puede resulta, en un principio, extraño.


[1] Esta es una criatura perteneciente al imaginario japonés que se caracteriza por no tener rostro. Suele tomar forma humana, sobre todo la de bellas mujeres, con el fin de asustar a los humanos haciendo que los rasgos del rostro se desvanezcan.

[2] Movimiento urbano japonés que surge en torno a la década de los 70-80 del siglo pasado. Se trata de chicos y chicas apasionados por la moda y por seguir las últimas tendencias.

[3] Conocidos también como leones de Fu, se trata de una criatura mítica que tiene su origen en la tradición budista, ligados a una función protectora. A la hora de representarlos, destaca la expresión fiera y la actitud tensa, a pesar de estar sentados, apoyando una pata delantera sobre una esfera, que nos indica que son leones macho.

avatar María Gutiérrez (65 Posts)

Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza, cursando el máster de Estudios Avanzados con el objetivo de especializarse en arte asiático.


Share

One Comment

  1. […] reflejo del otro I, II, III, IV, V y […]

Deja un comentario