Revista Ecos de Asia

El género del yaoi en España X: Ediciones Tomodomo, la editorial que dio vida, de nuevo, al Boys’ Love en España.

El Boys’ Love es uno de los géneros de manga más populares en España en la actualidad, siendo una muestra de ello la gran cantidad de obras de esta clase que se han publicado en estos últimos años, pero esto no es algo que haya sucedido “por arte de magia”.

En el año 2014 irrumpió una nueva editorial en el terreno del manga que dio un gran apoyo al BL, algo que hasta ese momento era algo insólito para el resto de editoriales. Es necesario recordar que, como ya se vio en el tercer artículo de esta serie, fue en el año 2009 cuando se publicaron las últimas obras de este género originales, pues Tokyo Babylon, publicado por Norma entre los años 2011 y 2013, y Saihôshi integral, de Editores de Tebeos (2013), no dejan de ser reediciones de las que trajeron en su momento Planea DeAgostini (actualmente Planeta Cómic) en 2005, e Ivrea en 2006. De este modo, fue Ediciones Tomodomo quien, en el año 2014, hizo renacer el BL, pero ¿por qué razón una editorial recién creada decidió apostar por este género?

Logo de Ediciones Tomodomo.

Antes de la fundación de Tomodomo, las tres integrantes de la misma, Alina, Ana y Laura, trabajaron juntas en el terreno del fanzine, es decir, una publicación periódica hecha por y para fans. En este caso uno dedicado al yaoi, Life in Glass case, y otro al yuri, Lis en fleur. Además, también publicaban fanbooks de origen inglés. Con todo esto, se puede ver cómo las futuras integrantes de la editorial conocían ya el mundo de la edición, en concreto, el de la autoedición.

Fue en 2014 cuando decidieron dar un salto y crear Ediciones Tomodomo, siendo su obra inaugural Nieve en verano, un josei realizado por Haruka Kawachi. Tras este manga, ya le tocó el turno al BL, pues la segunda y la tercera obras que trajo la editorial catalana fueron pertenecientes a este género. Ambas fueron publicadas a la vez, por lo que se empezará por la más corta de ellas: Seven Days.

El manga creado por Venio Tachibana y Rihito Takarai fue publicado en España entre los años 2014 y 2015. Cuenta con dos tomos de los que, además, se han hecho dos películas, aunque se podría decir que es un único filme, pues está separado de la misma manera que la obra original.

En Japón este manga vio la luz en Craft, una revista japonesa perteneciente a la compañía Taiyô Tosho. La edición nipona también contó con dos volúmenes, los cuales fueron publicados entre los años 2007 y 2009.

El romance BL de este manga está protagonizado por dos estudiantes. Touji Seryou, uno de los alumnos más populares del instituto, sale cada semana con una chica diferente, siendo ese el tiempo que le da a esa persona para hacerle enamorarse de ella, aunque esto nunca pasa. De este modo, cuando llega el siguiente lunes, Seryou corta todo contacto con la chica anterior y empieza a salir con una nueva, la primera que se lo pida. Es así como conoce a Yuzuru Shino, otro estudiante del mismo instituto, senpai de Seryou, puesto que ambos pertenecen al club de kyûdô. Éste decide, un lunes, convertirse en el acompañante de Seryou durante una semana, algo que al principio es tomado medio en broma por Shino, pero que con el tiempo se acaba enamorando perdidamente de Seryou. La cuestión aquí es, ¿podrá Shino hacer que Seryou se enamore de él?

Portada de los dos tomos de Seven Days, de Ediciones Tomodomo.

Esta historia de amor adolescente es dividida en dos mangas según los días que trascurren, puesto que toda la trama del manga se lleva a cabo en tan solo una semana; de este modo, el primer tomo recibiría el nombre de Seven Days. Monday – Thursday, y el segundo sería Seven Days. Friday – Sunday.

A diferencia de muchos otros mangas de este género, aquí la homosexualidad es tratada de una manera natural, al igual que ocurre en los mangas shôjo con las relaciones amorosas entre chicas y chicos. Además, el hecho de presentar una historia de amor tan tierna y pura, hace que este manga sea toda una delicia para los amantes del romance, pues no llega a ser nada empalagoso.

El éxito de la obra se vio acompañada de dos filmes, las cuales se estrenaron en 2015, y fueron protagonizadas por Tomoki Hirose y James Takeshi Yamada. Las películas son muy fieles al manga, por lo que es el complemento ideal para seguir empapándose del Boys’ Love.

Tráiler en japonés con subtítulos en español de la primera película de Seven Days.

En la misma clase fue la otra obra BL que Tomodomo publicó al mismo tiempo que la anterior. En este caso, se trata de una serie de tres tomos escritos e ilustrados por Asumiko Nakamura, una de las grandes mangaka japonesas de la actualidad que, además, se está conociendo mucho en España en estos últimos años.

La edición nipona de En la misma clase, que recibe el nombre de Dôkyûsei, fue publicado en la revista Opera, y recopilado por la editorial Akane Shinsha entre los años 2005 y 2006. Además, la historia se expandió más con los mangas Sotsugyôsei, de dos tomos (2007-2009), O.B., también de dos tomos (2012-2013), y el volumen único Dôkyūsei: Gold Ring & Silver Ring (2016), todo ello sin contar el spin-off titulado Sorano to Hara (2011). Tanto O.B. como Sorano to Hara han sido publicados en España por Tomodomo, aunque con otros nombres. Así, el primero es conocido como Antiguos alumnos, y se publicó en 2017, y el segundo recibió el nombre de Sorano y Hara. Entre el cielo y el suelo, y salió a la venta en 2016.

Volviendo a En la misma clase, la autora centra la acción en un instituto de secundaria, concretamente, en el Instituto Número 1 del distrito Este de Tokio, siendo allí donde comienza el romance de los protagonistas. Hikaru Kusakabe es uno de los estudiantes más destacados del centro, pero no por sus calificaciones, sino por su comportamiento y aspecto físico, ya que su pelo rubio, largo y rizado llama mucho la atención de sus compañeros; además, es guitarrista, por lo que tiene grandes conocimientos sobre música. En el lado contrario se encuentra Rihito Sajô, un estudiante ejemplar en un instituto que se encuentra lejos de estar entre los mejores de Japón, por lo que es considerado raro dentro del centro y, por lo tanto, condenado al ostracismo.

La relación entre ellos comienza cuando el primero ayuda al segundo a cantar para una actuación que tiene que realizar el coro del instituto, siendo en ese proceso en el que se van conociendo y, de ese modo, enamorando. Todo ello, por supuesto, teniendo en cuenta que el profesor de música, Manabu Hara, está enamorado de Sajô, por lo que se podría decir que hay cierto conflicto amoroso.

Portada de los tres tomos de En la misma clase, de Ediciones Tomodomo.

Al igual que Seven Days, este manga sigue un poco la directriz de presentar un amor puro y romántico, muy alejado de la pasión que se puede ver en otras obras del género. De este modo, ambos mangas podrían considerarse bastante ligeros en ese aspecto. Además, tienen en común que la homosexualidad se trata de una manera bastante natural en ambos casos.

En el año 2016 se realizó una película de animación de En la misma clase, siendo ésta dirigida por Shoko Nakamura. Este filme, muy cercano a la historia original del manga, consigue mantener la estética tan personal de Asumiko Nakamura, quien tiene una manera de dibujar que la diferencia del resto, pues sus personajes tan estilizados y alargados dotan a la obra de un sello muy personal y único.

Tráiler en japonés y con subtítulos en inglés de la película animada de En la misma clase.

Cuando terminaron de publicarse tanto Seven Days como En la misma clase, la editorial decidió lanzar un manga de un único tomo: Senpai.

Bikke, nombre artístico de la mangaka de esta obra, publicó Senpai en Japón en la misma revista de En la misma clase, es decir, en Opera, de la editorial Akana Shinsha. Se trata de la primera obra traída de esta artista a España, y hay que decir que es bastante desconocida, pues apenas hay información sobre ella en Internet.

La historia se centra, al igual que en los casos anteriores, en dos estudiantes, pero la trama es posible que recuerde más a Puedo oír el sol, de Yuki Fumino, que a las dos obras anteriormente mencionadas. La principal razón de esto es que, al igual que en la obra de Yuki Fumino, los protagonistas se conocen por casualidad, siendo al principio amigos, luego un apoyo emocional para el otro y, finalmente, una pareja.

Saki Kakitsubata, un alumno de primer año de preparatoria que llega tarde a clase el primer día, por lo que se dirige corriendo hacia la misma, pero por el camino se encuentra con otro estudiante de su mismo instituto afligida en unas escaleras, por lo que se acerca a él para preguntarle si se encuentra bien. Kô Fujinami, la persona que se encontraba llorando en las escaleras, nada más ver a Kakitsubata lo confunde con su anterior senpai, quien había fallecido hacía justamente un año, siendo esa la razón por la que se encontraba tan apenado. La razón de esta confusión es el parecido físico que había entre ambos.

La trama del manga, que gira alrededor de ellos dos y de ese encuentro tan fortuito, más que centrarse en una relación amorosa al uso, se focaliza más en la evolución emocional de ambos, siendo uno de los indiscutibles protagonistas el antiguo senpai de Fujinami, pues es por él por lo que el protagonista sufre tanto durante toda la historia. De este modo, se trata de una historia sensible y profunda que emocionará a todo aquel que la lea, tanto si es fan del género Boys’ Love como si no lo es.

El manga, además, trae dos capítulos extra al final del mismo, destacando de entre ellos el segundo. En el año 2015, la revista Opera decidió sacar un especial por su número cincuenta bajo el nombre de “Reunión de antiguos alumnos”. Bikke fue una de las invitadas a colaborar, y lo dice con las siguientes palabras:

Felicidades a la revista Opera en conmemoración de su número 50. ¡Estoy muy agradecida de que me hayan llamado para esta “reunión de antiguos alumnos”! También ha sido una buena oportunidad para volver a leer mi Senpai. ¡Cuántos recuerdos me trae!.[1]

Portada del manga Senpai, de Ediciones Tomodomo.

Ya en 2016, se publicó la secuela de En la misma clase. Bajo el nombre de Sorato to Hara, este manga de un solo volumen se publicó en Japón en la revista Opera entre los años 2009 y 2011, y fue recopilado por la editorial Akane Shinsha en ese último año. Fue toda una sorpresa que Tomodomo decidiese traerlo a España, pero tanto esta editorial como Milky Way Ediciones están dando mucho protagonismo en sus publicaciones a Asumiko Nakamura, algo que, por otra parte, ya iba siendo una necesidad. En español se publicó esta obra con el título Sorano y Hara. Entre el cielo y el suelo.

Aquí, a diferencia de su predecesor, el protagonista es el profesor Manabu Hara, quien En la misma clase estaba encaprichado de uno de los protagonistas, Rihito Sajô. En esta historia, la mangaka decidió, debido a la insistencia de los fans, buscarle una pareja al solitario profesor de música y, claramente, tenía que tratarse de un estudiante. Sorano es un alumno de primer curso de preparatoria del Instituto Número 1 del Distrito Este de Tokio, y conoce a Hara una noche en la que ambos habían salido a beber, coincidiendo en un bar en el que terminan besándose apasionadamente. Es a la mañana siguiente cuando se encuentran en los pasillos del instituto, pues es el acto inaugural para el alumnado de primero de preparatoria.

A pesar de la gran diferencia de edad, pues al principio de la historia Hara tiene treinta y siete años y Sorano tan solo quince, se trata de un romance bastante bien construido, dejando a un lado los temas sobre el abuso de menores y la legalidad, por supuesto. Además, el manga no solo presenta esta historia, sino que también aparecen en las páginas el amor entre Arisaka y Hibiki. El primero, quien estaría rondando los cincuenta años, fue profesor de química de Hara, y mantuvieron un breve romance pasional cuando éste era su estudiante, y el segundo es un modelo de unos veinte años que se encuentra estudiando un Ciclo Formativo de cocina. La relación entre ambos personajes también es atípica en cuanto a la edad se refiere, pero gran parte de las mangaka dedicadas a este género lo son. El otro personaje que se introduce en la historia es Koma, quien es amigo de Hara desde que eran adolescentes, pero la vida de este personaje apenas es desvelada en este manga, por lo que no tiene un protagonismo esencial. Es en Antiguos alumnos donde se podrá ver el pasado y el presente de este personaje, así como sus líos amorosos.

Esta edición cuenta, además, con dos tramas extras. La primera de ellas se encuentra bajo la cubreportada, y los protagonistas de ella son Hara y Sorano. El diálogo y el dibujo no son nada significativos, pero el hecho de que se vean el día de la graduación del estudiante es una muestra de que la relación ha durado hasta entonces:

  • Sorano: Manabu.

  • Hara: ¿Adónde tan rápido, con lo de Manabu?

  • Sorano: ¿Le tengo que llamar de usted?

  • Hara: Con Hara me vale.

  • Sorano: Vaya hombre. Me habría gustado ser más alto que tú para el día que me tocara gradarme.

  • Hara: ¿Eso es lo que has venido a decirme?

  • Sorano: Pues claro que no.[2]

La otra historia extra que acompaña a los protagonistas de este manga se titula And kiss, y se encuentra a la mitad del manga, aproximadamente. En este caso, cuenta lo que ocurre después de que Sajô se haya reunido con el profesor de música, pues Kusakabe los estaba observando con detenimiento. Es en ese momento cuando el segundo lleva a su novio a un hotel para pasar juntos una hora, pues Sajô tenía que coger el shinkansen para volver a Kioto. Lo que ocurra dentro de la habitación queda a imaginación de los lectores.

Con esta mezcla de historias, Asumiko Nakamura daba una pista de lo que sería Antiguos alumnos, siendo esto otra de las grandes hazañas de esta autora: ser capaz de contar la historia de tantos personajes en tan pocas páginas; algo que, sin duda alguna, se acompaña del maravilloso estilo dibujístico de la mangaka, algo de lo que ya se ha hablado en Ecos de Asia repetidas veces.

Portada del tomo único Sorano y Hara. Entre el cielo y el suelo, de Ediciones Tomodomo.

Estos cuatro mangas fueron los primeros que Ediciones Tomodomo trajo a España, pero no los únicos. Entre 2016 y 2017, la editorial catalana publicó cinco obras más, las cuales serán analizadas en el próximo artículo dedicado a esta editorial, pues era prácticamente imposible recoger toda la labor de Tomodomo en un único artículo, pero antes es necesario aclarar la razón por la que la editorial decidió darle tanta importancia al Boys’ Love en su planning, pregunta que ya se realizó al inicio de este artículo.

Cuando las tres integrantes de Tomodomo, es decir, Alina, Ana y Laura, trabajaban en los fanzines mencionados antes (Life in Glass case y Lis en fleur), se dieron cuenta de la gran carencia que había en el mercado del manga español de títulos josei, Girls’ Love y Boys’ Love, por lo que sabían que había un público con el que podían contar si sacaban este tipo de obras. Nuestra compañera de Ecos de Asia Carolina Plou tuvo la oportunidad de hablar con Tomodomo en el XXIII Salón del Manga de Barcelona, y ellas le mencionaron que la clave era traer obras modernas y actuales, es decir, el manga que se está haciendo en Japón en estos últimos años, las cuales, además, debían de ser cortas, asequibles y asumibles, ya que así, así ni el público teme que la serie se quede incompleta, ni para Tomodomo supone una inversión excesivamente arriesgada. De este modo, la editorial ha conseguido convertirse, y pese a su corta edad, en una de las más populares a nivel nacional, pues sus obras, innovadoras y diferentes a lo que estaban acostumbrados los consumidores de manga, no dejan indiferente a nadie.

Notas:

[1] Bikke. Senpai. Tarragona, Ediciones Tomodomo, 2015, p. 212.

[2] Nakamura, Asumiko. Sorano y Hara. Entre el cielo y el suelo. Tarragona, Ediciones Tomodomo, 2016, pp. portada y contraportada.

avatar Daniel Rodríguez (198 Posts)

Profesor de Geografía e Historia. Graduado en Historia del Arte en la Universidad de Oviedo, con un Máster Universitario en Estudios en Asia Oriental cursado en la Universidad de Salamanca y otro Máster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en la Universidad de Oviedo. Ha trabajado para el Museo Arqueológico de Asturias, la sala de exposiciones LAUDEO, la Universidad de Salamana, Satori Ediciones y la Academia Formación Sagan.


Share

Deja una respuesta

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.